IMPUESTOS AL COMPRAR UNA PROPIEDAD EN MALLORCA

IMPUESTOS AL COMPRAR UNA PROPIEDAD EN MALLORCA

18/08/2021

Fiscal

Al comprar una propiedad en España, el comprador debe pagar o bien el Impuesto sobre el valor añadido (IVA) o bien el impuesto sobre transmisiones patrimoniales (ITP).


 Transacciones sujetas a IVA (21%) 

Compra de activos entres sociedades 

Compra de terrenos 

Compra de locales 


 Transacciones sujetas a IVA (10%) 

Propiedades de nueva construcción 



Todas las transmisiones posteriores no están sujetas al IVA, sino al impuesto sobre transmisiones patrimoniales (ITP). En las Islas Baleares, se escalona en función del importe del precio de compra.

 

Transacciones sujetas a ITP: 

Hasta 400.000 € del precio de compra están gravados al 8%.

Hasta 600.000 € de precio de compra se grava al 9 %.

El precio de compra superior a 600.000,01 € se grava al 10 %.

Los precios de compra superiores a 1.000.000 € están gravados al 11 %.


Los gastos de notaría se calculan en porcentaje sobre el precio de compra:


Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados por contrato de compraventa notarial 1,5%.

Gastos de abogado 0,5% - 1% del precio de compra más IVA 

Gastos notariales aprox. 0,3%, Registro de la Propiedad aprox. 0,25%, Gestoría aprox. 200 € - 1.000 €



Los impuestos que se repiten anualmente para el comprador son:


El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) 

Es recaudado por el municipio sobre el valor de las propiedades rurales y urbanas en base al valor catastral y se paga anualmente. El importe del impuesto sobre bienes inmuebles varía de un municipio a otro y suele oscilar entre el 0,3% y el 0,4% del valor catastral.


El impuesto sobre la renta: 

Si se trata de un propietario residente, por regla general solo se grava el 50% de los ingresos por alquiler. El tipo impositivo es progresivo y depende de sus ingresos personales totales. Los gastos son deducibles.


En el caso de un propietario no residente, el tipo impositivo es un 24,75% uniforme. Sin embargo, incluso en el caso de uso propio por parte del propietario, se debe pagar el impuesto sobre la renta si no utiliza la propiedad como residencia principal. En este caso, se le atribuye una renta anual ficticia del 1,1% del valor catastral.

Si el propietario alquila su propiedad, generalmente tiene que pagar el impuesto sobre la renta.

Noticias Relacionadas

Otras Noticias que te podrian interesar

| Esther Ramírez

Propiedades inmobiliarias de lujo una inversión rentable

Sigue Leyendo

One Mallorca

Un servicio hecho a medida

Nos encanta asesorar a nuestros clientes y colaborar a la consecución de sus objetivos.

Contacte con nosotros
Close Modal
Close Modal
Subscribirme a la Newsletter
Close Modal

Regístrese o acceda a su cuenta para usar esta funcionalidad